Colonos de Catan, el rey de los juegos de mesa

comprar catan

Enserio, lo de Catan no es normal. Si hace unos años, a cualquier persona cuyo conocimiento sobre juegos de mesa se limitara al parchís y al mus, le hubieras propuesto echar una partida a un juego de mesa de estrategia, te hubiera mirado raro. Ahora, hasta tu cuñado, el campeón de dominó de su pueblo es un adicto jugador de Catan.

¿Sabes por qué el juego Catan ha pegado este pelotazo? Porque es tremendamente divertido y adictivo.

Catan

CatanVer precio

Jugadores: 3-4

Categoría: Estrategia

Aprendizaje: Medianamente sencillo

Duración partida: +/- 75 minutos

Edad recomendada: +10 años

Aquí tienes el comienzo de todo. El juego básico, para que te puedas adentrar en el maravilloso mundo de Catan. Una vez manejes las dinámicas y controles el juego, puedes probar con las expansiones o con Catan Plus.

También los analizamos en esta página, así que vas a poder encontrar toda la información que necesitas de cada uno de ellos.

Leer opiniones

¿Quieres saber más antes de comprar Catan? Probablemente alguna vez hayas oído hablar de él, especialmente si eres aficionado a las partidas divertidas y competitivas. Algún amigo o compañero de trabajo lo ha podido comentar de pasada… Pero tú eres más de parchís.

No importa.

Cuando hablamos de juegos de mesa actuales, hay uno que debes al menos probar una vez: Los Colonos de Catan.

Su original mecánica lo vuelve un título diferente a cualquier otro, donde la clave está en las negociaciones y cómo los jugadores llevan a cabo distintas estrategias para hacerse con el triunfo.

Si bien existen comparaciones directas con el también conocido Monopoly, este último se basa en una sola decisión: comprar o no comprar. En cambio, en este juego tendremos muchas más variantes, ya que entra en juego el poder de persuasión, apuntando a la negociación para ganar. ¡Veamos cómo se juega!

Reglas del juego Catán: ¿cómo se juega?

Una de las claves de Catan es que es un juego muy sencillo y complejo a la vez. Puede que, de entrada, como cualquier juego de mesa, sientas que te abruman tantas opciones. No obstante, una vez que entiendas su lógica, te darás cuenta de que es completamente adictivo y querrás implementar distintas estrategias para asegurar tu victoria.

Pensado para 3 a 4 jugadores en su versión básica, cada partida tiene una duración básica de 40-60 minutos. Este juego de tablero tiene un objetivo claro: ser el primer jugador que llegue a los 10 puntos de la victoria. Ahora bien, ¿cómo se consiguen estos puntos? Sencillo: construyendo distintas estructuras, ganando tarjetas de logros o comprando distintas tarjetas a tus rivales.

Entonces, las reglas del juego son simples. Aparecerá un tablero, que siempre cambiará su disposición dependiendo de la partida en la que nos encontremos. En este sentido, cada jugador tomará su propio rumbo, ya que la idea es que pueda generar distintos caminos, ciudades y pueblos para hacerse con determinadas cartas.

Los elementos anteriormente mencionados otorgan puntos, pero solamente ganará el que llegue a los 10 que asegura la victoria. Como hemos descrito, es un juego que puede parecer muy simple, pero que tiene escondidas determinadas estrategias dinámicas de juego y comercio, que hacen que cada competencia sea única.

Es común que en cada partida de este juego surjan tensiones entre los contrincantes. Además, es un título apto para todo tipo de públicos, ya que no existen ningún tipo de peleas ni nadie queda eliminado. En realidad, es una especie de “carrera contrarreloj”, donde debemos adelantarnos a los demás, ya que no se puede conquistar al oponente, sino que debemos gestionarnos mejor que ellos.

Además, lo mejor de todo es que es un juego que cuenta con múltiples expansiones, que luego detallaremos. No obstante, lo que debes saber ahora es que en su versión básica hay unas 18 casillas de tipo hexagonales donde están las materias primas. Los elementos básicos son la madera, el trigo, el adobe, las ovejas y la piedra. Además, se suma un terreno que no produce nada y en el que no querrás caer: el desierto.

También vale aclarar que se dan unas 18 fichas con numeraciones que corresponden entre el 2 y el 12, que aparecen encima de cada una de las casillas. Otra de las opciones aparecen en el marco del tablero, donde aparecen puertos para intercambiar las materias que logramos obtener al desplazarnos a través de los distintos casilleros.

En definitiva, lo que estaremos haciendo es construir dos caminos y dos poblados por jugador. A través del tire de los dos dados, se obtendrán las distintas materias primas que indica la jugada que hemos obtenido. En cada uno de los turnos, estará la posibilidad de negociar para intercambiar alguna carta, comprar cartas de desarrollo para obtener beneficios o realizar determinadas construcciones, todo según los recursos totales. ¡Ganará el que primero consiga los 10 puntos!

Expansiones de Catán

Si tienes pensado comprar Catan para jugar, debes tener en cuenta que, si bien te hemos explicado las reglas básicas de su versión más simple, también existen expansiones que le suman una experiencia mucho más rica a un tablero que, de por sí, logra conquistar a muchos jugadores.

O sea, las expansiones varían en mayor o menor medida el juego de base. En general, algunas pueden agregar contenido y diversas formas de juego, pero no siempre afectan a la esencia en sí. La mayoría de las expansiones suelen necesitar al juego base, con excepción de aquellas conocidas como stand alone, que son “juegos” aparte.

En el caso de Catan, tenemos la opción de quedarnos en su isla y jugar al juego básico. No obstante, podrás explorar distintas experiencias a través de sus expansiones. Por eso, si te gusta el título original, pero también quieres darle un giro a través de nuevas historias o distintas ambientaciones, te mostraremos cuáles son las mejores opciones de expansiones para que tengas en cuenta.

Navegantes

Comenzamos con Navegantes. En este caso, los colonos se expandirán a lo largo y ancho del mar, de forma tal que se aventuren en las islas para conseguir distintos recursos. Estamos en presencia de un juego que se complementa con el de base, es decir, necesitarás del título original para poder jugarlo, ya que se incluirán algunas losetas de océano y otros recursos.

Así, se formará una especie de archipiélago en la mesa con los nuevos espacios de tableros que se dan por los elementos añadidos. Entre ellos, se puede destacar a los barcos, que se construirán gracias a las cartas de lana y de madera (una de cada una). Si bien no se podrán usar para navegar, son útiles para conectar islas a través de caminos, desde el turno posterior a que se preparen.

Por eso, se puede trasladar entre aquellos bordes propios que se conecten con nuestras rutas, de forma terrestre o marítima. Además, se incluyen dos hexágonos que aparecerán en el Río Aurífero, donde se podrá obtener oro como un nuevo recurso. Si bien no será una carta específica, se la podrá intercambiar por otro recurso a elección, entregando una carta si contamos con un poblado cercano al hexágono o dos si está una ciudad.

Además, aparecerá un personaje complementario al ladrón: el pirata. Puede ser amistoso o todo lo contrario, ya que, desde el mar, interferirá. El ladrón visita las losetas en la tierra según el lugar donde busquemos acomodarlo, pero el pirata se moverá entre las losetas del mar, motivo por el cual no podremos construir o trasladar barcos. Así, el jugador que movió va a poder robar una carta de recurso a quienes le rodeen la loseta de su ubicación personal.

Otros de los puntos fuertes de esta expansión son sus límites. Es decir, en los bandidos anteriores tendremos algunas restricciones, ya que solamente podremos moverlos cuando los dados de nuestra jugada hayan sumado 7. Otra de las opciones se da cuando compremos una carta de desarrollo especial, que es la de Caballero.

También habrá algunas bonificaciones especiales, como es el caso de las Fichas de Catan, que dependerán de los escenarios que se haya elegido para jugar. Tendremos un total de 9 escenarios diferentes, cada uno con sus propias configuraciones y reglas. Por lo tanto, las partidas se volverán completamente dinámicas y adaptadas a las circunstancias de la partida que quieran empezar.

De todas formas, siempre es recomendable que se empiece con el escenario conocido como Rumbo a las nuevas orillas, pensado para 3 o 4 jugadores. Es perfecto para entender la dinámica básica de la expansión, con un escenario que estará dividido en una isla principal y otras complementarias.

Si lo juegas entre cuatro, se incluye el desierto donde se posicionará el ladrón. La principal diferencia con el juego de base es que acabará cuando se llegue a los 14 puntos, pues los nuevos recursos generan que las partidas sean más cortas y esto deriva en un aumento de su duración.

Una vez que hayas probado el escenario básico, podrás adentrarte en los siguientes, que tendrán distintas variaciones del mapa y sus respectivas reglas. En definitiva, quizás es la primera expansión que deberías probar, pues es una de las más sencillas, pero también una de las más habituales por parte de los fanáticos de este juego.

Ciudades y caballeros

La segunda expansión que podemos disfrutar. En este caso, tendremos una temática relacionada con los habitantes del mapa, que deberán ponerse al frente para enfrentar a los distintos peligros y enemigos que amenazan con irrumpir un período de paz. Es decir, si anteriormente teníamos a los piratas y ladrones como enemigos, ahora llegarán los bárbaros.

Catan necesita de la fuerza de los caballeros para defenderse ante los asedios que realizarán, por lo que, si decidiste jugar Navegantes y quieres subirle un poco el grado de dificultad, esta expansión es perfecta. Usando al juego base, se le suman algunos elementos y se sacan otros, lo cual deriva en un aumento de la duración de cada partida, que puede llegar a unos 120 minutos.

La idea es sencilla: Catan ve en peligro su prosperidad, ya que los bárbaros se deciden para invadir y saquear todo. Aquí los jugadores tendrán que cooperar para que nada se destruya, motivo por el cual habrá que jugar en equipo, realizando cooperaciones que impida repeler a los bárbaros gracias a las unidades de caballeros. Todo esto, por supuesto, sin olvidar el objetivo individual: hacer grandes ciudades en las metrópolis.

Al juego se suman algunos elementos interesantes. Aparece, en primer lugar, unos nuevos dados de seis caras, un dado rojo con puntos negros que reemplazará a uno de los recursos de la versión básica y un dado blanco de acontecimientos, donde aparecerán 3 dibujos de Bárbaros y 3 de una Puerta de Ciudad.

La posibilidad de ver qué es lo que te dará la suerte estará desde el primer momento. O sea, hablamos de que se incluirán en el inicio de turno de cada uno de los que estén jugando, lanzándose junto a los de recursos. O sea, lo que tendremos serán 3 dados para lanzar al comienzo de cada uno de los turnos, por lo que sabremos qué hexágono nos ofrecerá los recursos (a través del dado rojo), si mejoraremos los colonos (por el dado de los acontecimientos) o si los bárbaros estarán en nuestra isla (con el dado rojo).

Para repeler los ataques de los temibles bárbaros también estarán los caballeros, que se pondrán a la defensiva. Habrá varias categorías de guerreros, divididas de acuerdo con distintos niveles. El primero es el Caballero simple, con 1 punto de fuerza. Después aparecerá el Caballero Fuerte, con 2 puntos de fuerza. Por último, está el Caballero Poderoso, con 3 niveles. Cada uno de esos niveles se puede ver en las puntas de las banderas que porta la persona, por lo que se pueden desplegar o mejorar a través de una carta de piedra y una de lana.

A su vez, los Caballeros cuentan con un modo pasivo y uno activo. Si buscas pasar del primero al segundo, vas a tener que pagar una carta de trigo. Así, van a montar una armadura para cambiar de modalidad. ¿El objetivo? Que no solamente te defiendas de la isla de los bárbaros, sino que puedas correr a otros caballeros y ladrones. Es decir, aumenta la estrategia de cada partida y jugada.

Ahora bien, seguramente te estarás preguntando cómo funcionan los bárbaros. Ellos tendrán un lugar separado para manejarse, es decir, un mini-tablero propio fuera de la isla. Una vez que se lance el dado del acontecimiento y aparezca el ícono de ellos, avanzarán un espacio. Cuando alcancen los suficientes, podrán empezar la invasión, todo de acuerdo con la fuerza que tengan.

El valor de la fuerza será igual al de las ciudades que estén construidas en la isla en ese momento. Si la fuerza de los caballeros que están defendiendo la zona es mayor o igual al número, los colonos estarán ganando. Así, se le sumará un punto de victoria a aquella persona que haya tenido más puntos de fuerza durante la batalla. Si es inferior a la fuerza de los bárbaros, se destruirá la ciudad del jugador que menos fuerza aportó, derivando en una degradación de nivel y convirtiéndola en un simple poblado.

Cabe destacar que cuando se acabe el combate siempre los caballeros pasarán a un modo pasivo, sin importar cómo haya sido el desenlace. Además, los bárbaros regresan al punto inicial desde cero, para continuar con el avance hacia otra invasión. Por eso, es fundamental que tengan en cuenta estos movimientos de forma continua y estar preparados para lo que se vendrá después.

Esta expansión trae una tablilla que incluye varias mejoras que nos harán preparar para la invasión. La división en colores será fundamental para entender a qué nos referimos, ya que el azul, el amarillo y el verde serán los protagonistas. El primero corresponde a lo político, el segundo a lo comercial y el tercero a lo científico.

Al mismo tiempo, cada uno de estos ámbitos estará relacionado con 5 fichas que varían según el nivel de crecimiento de ellas. Se consiguen por las cartas de mercancía del juego y sirven como monedas de cambio para tener las fichas de la tablilla. También varían, teniendo el papel (bosques), monedas (montañas) y tela (campos) y solo se pueden obtener a través de las ciudades que están en los vértices adyacentes a los terrenos o gracias a intercambiar con la banca.

Esta expansión también trae otra novedad, y es que para conseguir cartas de progreso por las fichas de las tablillas se tendrá en cuenta qué es lo que se obtuvo en los dados, aunque solamente se aplicará con la de Puerta de Ciudad y la de acontecimiento. Al número obtenido, se le sumará el del dado rojo. Así, se pueden obtener cartas de progreso del color, de acuerdo con las variables conseguidas en la jugada.

Por otro lado, esta expansión tendrá mejoras que se enfocarán en las ciudades, como ocurre con la posibilidad de construir murallas. A través de un bono de 2 de arcilla, levantarás una muralla que cercará la ciudad que elijas, resistiendo cuando el ladrón aparezca y aumentará la cantidad límite de cartas en tu mano de 7 a 9.

Otro de los beneficios es que cada vez que hagas una más, aumentará en otras 2 el límite de cartas en mano. Justamente, el ladrón solamente aparecerá después de la primera invasión bárbara. Al margen de que se dé el 7 en los dados, no saldrá del desierto hasta que los bárbaros aparezcan.

Como mencionamos, esta versión del juego es más larga, ya que finalizará cuando alguno de los jugadores llegue a los 13 puntos de victoria, en vez de los 10. Es una de las mejores opciones si quieres incrementar un poco el nivel de dificultad, manteniendo lo básico, pero añadiendo otros elementos que vuelven al juego un poco más complejo.

Mercaderes y bárbaros

Una expansión de lo más compleja. Si anteriormente inspeccionábamos lo que sucedía con los Navegantes o el peligro de los Bárbaros, aquí habrá distintos objetivos para cumplir. Es lo que sucede con la pesca de especies para conseguir monedas de oro, la construcción de puentes para conseguir mejores fichas en las arcas, defender las tierras de los bárbaros, reconstruir la isla en su esplendor antiguo o la posibilidad de obtener poder en las rutas comerciales del desierto.

En este caso, se integran distintos escenarios con modalidades de juego variadas. Lo que se hace es tener como base al Catan original, aunque añadiendo distintos elementos extra. Con una duración aproximada de 60 minutos por escenario, se entregan nuevas experiencias para todos los jugadores.

Se trata, tal vez, de la expansión más personalizada de todas. Esto es de esta manera ya que todos los escenarios presentes se pueden combinar, incluso pudiéndolo hacer con Ciudades y Caballeros. No obstante, en cada combinación se tienen que hacer distintas adaptaciones, lo cual aparecerá en el manual de reglas del juego.

Si es tu primera vez con la expansión, lo aconsejable es que juegues el modo campaña sugerido desde la parte más básica, hasta que puedas ir integrando cada una de las modalidades progresivamente. Básicamente, los pasos implicarían comenzar con Los Pescadores de Catan y luego seguir hasta el de Mercaderes y Bárbaros, para que entiendas todo de a poco.

Primer escenario: Los pescadores de Catan

Es el que deberías tener a mano al momento de jugar a esta expansión. El escenario suma como recurso a los pescados y a las fichas de mar, que estarán a un costado del puerto. De esa forma, se generará pescado mientras vayan saliendo los números, que te serán de utilidad para que puedas atrapar, a través de los dados, distintos beneficios.

Del mismo modo, no solamente se podrán pescar peces, sino que también te podrás encontrar con algunos objetos especiales. Entre ellos, se destaca una bota, que cuando aparezca se la quedará el jugador que tenga más puntos de victoria y le hará necesitar solamente un punto extra para ganar la partida. Si un jugador lo supera en puntos, pasará a él.

Segundo escenario: Los ríos de Catan

Se trata del segundo escenario que deberías probar. En este caso, se cambian algunos de los hexágonos, como sucede con las losetas de ríos. El funcionamiento será similar al de las losetas básicas, que se pondrán de igual forma que los otros hexágonos dentro de la producción, aunque con una diferencia bastante evidente: la número 12 también se le sumará el 2 de producción.

Otro de los detalles y particularidades es que se podrá jugar con los 1 y 5 en las monedas, que se conseguirán a través de distintas acciones. A la vez, se sumarán los puentes y algunas fichas especiales. Estas son la de “el colono más rico” y “el colono más pobre”. Otra diferencia es que en los ríos no se construirán caminos, sino que se puede hacer un puente, con un valor de una madera y dos arcillas.

Por cada poblado y carretera también se ganarán monedas, siempre y cuando esté adyacente a la orilla del río del jugador que esté más lleno de oro. Así, se gana la carta anteriormente mencionada del “jugador más rico”, que suma 1 punto de victoria. Los otros recibirán la del “jugador más pobre”, con -2 puntos de victoria. También las monedas se pueden cambiar por beneficios de cartas de materia prima.

Tercer escenario: La ruta de las caravanas

El escenario intermedio por excelencia. En La ruta de las caravanas tendremos una historia que tiene las mismas reglas que el juego básico, aunque con elementos añadidos. Entre ellos, aparecerá la loseta del Oasis en vez del desierto, además de las fichas correspondientes a los Camellos.

El centro del tablero estará compuesto por el Oasis. En esta loseta se expandirán las rutas de los camellos, que estarán señaladas por las flechas de las losetas. Además, la forma en la que se posicionan los camellos hace que el jugador pueda construir un pueblo o una ciudad, siempre que estén en la fase de fundación. Luego, se pasa a la fase de votación, donde cada uno apostará lana o trigo para tener la ficha de camello y elegir su ubicación.

Cabe destacar que las rutas del camello que estén pasando por las carreteras tendrán un valor doble. En caso de que se pase por un poblado o una ciudad, se sumará un punto de victoria, por lo que la estrategia para construir será clave. ¿Podrás conseguir las mejores rutas con tus fichas?

Cuarto escenario: El ataque de los bárbaros

Uno de los más complejos. Se agregan los elementos adicionales al juego básico, donde se podrán ver las fichas de los caballeros, de los bárbaros, el dado de colores, las nuevas monedas de color rojo con 5 valores, la loseta del castillo, entre otras. Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de esta nueva expansión?

Aquí los bárbaros también invadirán la isla de Catan, donde los jugadores lanzarán los dados para elegir cuáles serán las zonas en las que aparecerán. El problema aparecerá cuando los bárbaros, de acuerdo con la cantidad, generen problemas, por lo que tendrá que acudirse a la construcción para que no se controlen los recursos. Es decir, deberemos usar a los caballeros para proteger la isla, ganando puntos de victoria capturando a los bárbaros.

Quinto escenario: Mercaderes y bárbaros

El quinto y último escenario de esta expansión tiene, a su vez, algunas variantes. En esta campaña también están las mismas reglas del juego básico, pero con todos los añadidos. Lo curioso de esta parte es que es una especie de continuación de El Ataque de los Bárbaros, donde Catan fue destruida tras el asedio de estos guerreros.

¿El objetivo? Iniciar la reparación de la isla, especialmente en el área del castillo. Para eso, debemos juntar algunos recursos, como el mármol y el vidrio. Para eso, habrá que usar herramientas, pero también creándolas en la herrería. El vidrio podrás tenerlo en las canteras, pero hay que tener arena de los ríos.

En este mapa el transporte tendrá especial importancia, pues hay que mover los distintos recursos para obtener el oro y los fundamentales puntos de victoria. A través de una caravana que podremos mejorar para que pueda moverse mucho más rápidamente, se puede tener una estrategia para conseguir la victoria. ¡Ah! El oro, además, tendrá que ser usado para pagar peajes, por lo que se vuelve más fundamental todavía.

Existen unas 4 variantes de este escenario. Conozcámoslas:

  • Eventos en Catan. Se reemplazarán los dos dados de producción por un mazo de cartas, que pasará a tener cartas con un número de producción según cada una de las estadísticas del mazo. Del mismo modo, vale mencionar que las cartas van a tener eventos para afectar a todos los jugadores que estén en competencia.
  • Ladrón Piadoso. Uno de los más especiales, ya que ni siquiera necesitará de Mercaderes y Bárbaros. Tiene una sola regla: cuando en los dados aparezca el número 7, no se va a poder colocar al ladrón en el hexágono en aquellas ciudades o poblados de los jugadores que tienen dos o menos puntos de victoria.
  • Catan para dos. Una variante interesante, donde habrá jugadores neutrales cuando alguno prepare un poblado, una carretera o una ciudad. Por eso, deberá elegir lo que construyó un jugador neutral, ya que se juegan los sets de colores. Los jugadores van a lanzar los dados y hacer las acciones del turno. Otro de los cambios es que los jugadores tengan 5 fichas de comercio para robarle las cartas a los contrincantes.
  • El Capitán del puerto. Una variante que suma una carta extra parecida a la que otorga 2 puntos de victoria en caso de que se consiga La gran ruta comercial y El Gran ejército de caballería. Se llama El capitán del puerto, como el nombre de esta variante, que conseguiremos en caso de tener 3 o más puntos de puerto, a través de la construcción de poblados y ciudades. ¡Se juega hasta los 11 puntos!

En definitiva, la más completas de las que hemos visto hasta ahora. Con sus distintos escenarios y sus variedades en el último, lo cierto es que es una genial oportunidad para jugar Catan con todas sus opciones.

Piratas y exploradores

Pasamos a otra expansión que también es muy completa. Aquí aparecerán los habitantes de Catan que van a poder navegar a través de los mares, explorando las zonas que serán características por las losetas que estarán dadas vuelta. Lo cierto es que, al igual que en otros casos, también habrá distintos escenarios con sus respectivas variantes.

En Piratas y exploradores te encontrarás con multitud de opciones que enriquecerán tu experiencia a la hora de mover las fichas en el tablero. Con una duración de 90 minutos por escenario, la idea principal es la de surcar los mares para conocer nuevos territorios, hasta el punto en el que los indígenas serán uno de los personajes principales de toda la aventura.

Así, vamos a poder descubrir distintas zonas donde se podrá pescar en abundancia, conocer las conquistas de guaridas piratas o comerciar con los habitantes de las otras islas. Como ocurrió anteriormente, existe una especie de “progresión” que se debe dar entre un escenario y otro para entender las distintas mecánicas que presenta el juego.

A continuación, los 5 escenarios que presenta esta expansión (que se montan de forma diferente al juego básico):

Primer escenario: Tierra a la Vista.

El primer escenario será, por supuesto, el más simple de todos, pero no por eso el menos interesante. Por eso, se ahondará en los mares para encontrar nuevas tierras con el objetivo de colonizarlas, motivo por el cual el factor sorpresa será importante. Además, hay varios cambios que le darán sentido a este escenario.

El primero de ellos es que se integran puertos que se construyen en las costas, algo importante pues será de utilidad para construir barcos con la intención de explorar y conquistar todas las tierras. Además, aparecerán barcos para moverse en el mapa durante los turnos de cada uno de los jugadores, transportando a los pueblos y los exploradores para expandirse a través de la conquista colonizadora.

Segundo escenario: Las Guaridas de Piratas

El segundo escenario será de utilidad para que los jugadores tengan un nuevo objetivo: encontrar el río aurífero al momento de explorar las nuevas tierras. Lo que no saben es que están repletas de guaridas de piratas, por lo que habrá que conquistarlas y vencer a los enemigos, a través de la construcción de distintas unidades de ataque.

Este segundo escenario tendrá un tablero que se expandirá incluyendo losetas de las guaridas de piratas, además de que la ficha de los puntos de victoria se obtendrá al derrotar las distintas guaridas. Entonces, lo que se hará es intentar descubrir nuevas tierras, pero eliminando a los piratas. ¡Ganará el jugador que primero llegue a los 12 puntos de victoria!

Tercer escenario: Pescados para Catan

En este caso, aparecerán los componentes de los escenarios anteriores. Es muy similar al anterior, con la diferencia de que el hexágono correspondiente al mar D1 se cambiará por el D2, el Consejo de Catan. Tendrá un objetivo importante, pues será el sitio donde se tendrán que llevar los pescados para avanzar y conseguir la ficha de esos puntos.

El Consejo de Catan envió a los jugadores para pescar en distintas zonas, que no serán completamente seguras, pues estarán los piratas que tendremos que vencer en las guaridas… además de prestarle atención al mar y a los peces. En este caso, la partida acaba cuando se logran los 15 puntos de victoria.

Cuarto escenario: Especias para Catan

Siguiendo con la lógica de los anteriores, también es un escenario donde se amplía la jugabilidad que se les ofrece a los usuarios. En este caso, se integran las losetas de las especias y sus correspondientes fichas de especias que estarán expresadas en el manual, además de las fichas de puntos de victoria por los pescados y las especias.

La misión será que las unidades puedan funcionar como mercaderes, donde los barcos tienen como objetivo llegar a aldeas indígenas para vincularse con ellos y obtener las especias. Los recursos tienen que llevarse, como en el escenario anterior, al Consejo de Catan. ¡Ah! Si estableces buenos lazos, podrás obtener ventajas frente a los demás. La partida finaliza a los 15 puntos de victoria.

Quinto escenario: Piratas y Exploradores

Por último, aquí se complementan otros factores para generar una partida mucho más completa, donde los jugadores tienen que esforzarse a través de tácticas para obtener una victoria, ya que se usan los objetivos de las misiones anteriores. La partida, por supuesto, será más extensa, pues acabará cuando un jugador consiga los 17 puntos de victoria en su turno.

El duelo

A diferencia de los anteriores, hablamos de una entrega exclusiva para 2 jugadores. El objetivo será que uno de los dos pueda conseguir 7 o 12 puntos de victoria, todo de acuerdo con el modo de juego que se haya elegido. Es decir, se integran 3 posibilidades: uno introductorio (Los Primeros Catanos), otro con 3 sets temáticos y uno final conocido como El Duelo de los Príncipes.

En Catan El duelo tendremos una sola cosa en común con el original: se usará un dado para conseguir los recursos a través de los distintos turnos del juego. A la vez, se construirán poblados y ciudades, mientras que la amenaza de los ladrones seguirá presente. Por el resto, deberemos armar estructuras y reclutar héroes con lo que vayamos obteniendo.

La idea es que puedas obtener la mejor optimización de todos tus recursos para conseguir los puntos de victoria antes que el rival. Lo mejor de todo son los sets temáticos, con distintas características. Son 3:

  • La Edad de Oro. Aquí la ventaja comercial y las materias primas serán mucho más importantes, motivo por el cual el oro pasa a ser el elemento prioritario (de ahí al nombre).
  • La Edad del Caos. A través de las cartas de arqueros, incendiarios y traidores, estará más enfocada en la lucha.
  • La Edad del Progreso. Puedes construir para progresar de forma adecuada, aunque también estarán las plagas.

Además, si quieres jugar con los 3 sets al mismo tiempo, tendrás el royal rumble de Catan El Duelo, donde la experiencia se optimizará hasta límites inimaginados.

Otras versiones del juego original “Colonos de Catán” que puedes comprar

Por supuesto, no son las únicas versiones que tenemos con respecto a Catan. Como se trata de un juego enormemente popular, sus creadores no han querido perder la oportunidad de introducir distintas variantes pensadas para otros tipos de público. A continuación, veremos otras versiones que seguramente te interesarán.

Catan plus

En este caso, tenemos una nueva versión de Catan. Se incluye el juego básico, del cual ya hemos hablado, para sumarle la expansión para 5-6 jugadores, las miniexpansiones Mejores amigos y Los ayudantes, además de los mapas de Nueva York, Córcega y el juego de dados que necesitas.

Es decir, componentes adicionales (Plus) que se pueden sumar al juego básico con hasta 6 jugadores, volviéndolo una experiencia mucho más completa que es perfecta para aquellos que quieran expandirse hacia nuevos horizontes dentro del juego, sorprendiéndose con los distintos mecanismos que ofrecen.

Catan junior

Pensado para los más pequeños, Catan Junior ocurre dentro de unas seis islas donde se encuentra una isla encantada con muchos misterios, que es el hogar del mítico Capitán Fantasma.

Allí se generarán distintos recursos específicos, que serán especiales para construir los barcos, aumentar los lugares conquistados o construir distintos lugares para alcanzar los puntos de victoria necesarios para dominar todo el tablero.

Catan Juego de Tronos

Por supuesto, Catan Juego de Tronos también tendría que existir. Hablamos de la fantástica serie de HBO, basada en los libros de George R. R. Martin, que se volvió una de las historias de la televisión más populares de todos los tiempos y que encaja perfecto con la temática del juego original, aunque, obviamente, basada en los recursos ficcionales que se emplea en la saga.

Este juego de mesa moderno que vendió más de 20 millones de unidades desde que se lanzó en el año 1995 decidió actualizarse y ofrecer una versión basada en esta licencia. En este caso, nos encontramos con un título conocido como La Hermandad de la Guardia, que puede ser una excelente puerta de entrada para todos aquellos que quieran experimentar la esencia de Catan.

En un primer lugar, podríamos considerarlo como dos juegos en uno. En la caja se incluye tanto la versión clásica como aquella que tiene las nuevas reglas, pero lo cierto es que es una excelente idea para combinar ambas formas de disfrutar. Lo único es que esta versión no tiene compatibilidad con las expansiones anteriormente mencionadas, motivo por el cual es una versión totalmente aparte del juego original.

Sin embargo, el trabajo de producción amerita su compra: la estética original se mezcla con una isla desértica perfecta para recrear Westeros. El tablero está pensado para una partida estéticamente moderna, para 3 o 4 jugadores, donde se tendrán que intercambiar recursos y traicionarnos en los momentos más dolorosos, tal y como ocurre en la serie.

A través de la construcción de distintos caminos y poblados, en esta versión ganará el primer jugador que consiga los 10 puntos de victoria, algo que se hará teniendo como principal objetivo a la Hermandad de la Guardia. Todo esto, por supuesto, influye en algunos elementos propios de la serie, como ocurre con el caso del icónico Muro de la serie.

Aparecerá en la parte de arriba del tablero, que separan al Agasajo del Reino de los Salvajes, que tendrán como objetivo la invasión del territorio del juego y que pueden equipararse con los bárbaros. Por eso, todos los jugadores tendrán que “cooperar” para que no ataquen, aunque sin descuidar el objetivo principal del juego, ya que habrá un solo ganador dentro de la partida.

En este caso, también estarán los mismos salvajes de la serie. Representados a través de 40 figuras que querrán arrasar con todo, veremos cómo los gigantes intentarán matar a todos los guardias que coloquemos, los escaladores buscarán trepar los muros de forma directa y los guerreros intentarán invadir de forma similar al ladrón, por lo que es conveniente tenerlos lejos.

Si en algún momento se consiguen tres turnos donde los guerreros traspasan el mundo, el juego finaliza y se pierde. Por eso, es fundamental que los jugadores cooperen para mantenerlos a raya y luego tener sus propias disputas. Por eso, mientras más poblados y fortalezas se construyan, más salvajes llegarán a los campamentos. Así, el nuevo dado de 12 caras que se suma tendrá importancia.

De todas maneras, a través de los guardias se podrá defender el lugar, siendo una construcción que depende de una madera, una oveja y un ladrillo. Le dan utilidad a los animales que siempre están sobrando, pero también sirven para ganar puntos de victoria. En caso de que tengamos 3 en el muro ganaremos un punto, pero si hay 5 tendremos 2, por lo que siempre será una jugada inteligente para pensar desde un punto de vista estratégico.

Hasta ahora hemos visto elementos más que suficientes para entender que es una expansión muy divertida. No obstante, también se incluyen 11 héroes que le dan otra dinámica a las partidas, ya que son cartas especiales con habilidades para romper reglas, como robar materias primas, obligar a que se intercambien bienes o bajar los costos de las construcciones.

Cada habilidad tiene un máximo de 2 usos antes de cambiar a un héroe por uno del mazo, haciendo que pase a estar disponible para los demás y que no te lo “apropies” para tu conveniencia. Además, se arreglan algunos inconvenientes de Catan, como los dados caprichosos que pueden poner en peligro tu partida.

En definitiva, se trata de una expansión perfecta para todos los aficionados a Catan y a Game of Thrones, ya que se utiliza perfectamente la ambientación de la serie para añadir distintos elementos que le dan una mayor profundidad y riqueza a la mecánica del juego. ¡Seguramente pasarás excelentes momentos!

Catan Star Trek

Por último, no podemos dejar de mencionar a otra de las sagas más importantes de la cultura pop que, como no podía ser de otra manera, también tendrá su adaptación en la propia Catan. Es decir, este famoso juego de Klaus Teuber estará ambientado en la mítica serie de ciencia ficción que nos posiciona en el mundo espacial.

Tomando recursos del clásico Catan, se recrea el tablero a través de distintos elementos del universo de Star Trek, como un paquete de cartas de personaje con toda la tripulación del Enterprise, que será útil para tener a tus héroes favoritos de la ficción, pues cada uno tendrá una habilidad especial que te será de gran ayuda durante la partida.

Catan Star Trek es una versión especial para que le des una vuelta de tuerca al concepto clásico de Catan, mucho más basado en la cultura medieval que en la especial. Por eso, puede que sea un poco disruptivo, pero puede ser perfecto para que conozcas otro tipo de mecánicas dentro de este genial juego.

¡Esperamos que hayas disfrutado de toda esta información con respecto al clásico juego de Catan!